Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

El debate sobre el desarrollo sostenible llevado a cabo en foros multilaterales

tiene gran relevancia para la formación de políticas nacionales y cuenta con el compromiso de la sociedad civil. Brasil desempeña un papel de creciente importancia en el asunto, tanto por los recientes avances en los aspectos ambiental, social y económico en el ámbito nacional como por su consistente actuación en los diversos foros internacionales.

Brasil fue sede de las dos conferencias internacionales sobre sostenibilidad más importantes de la historia: la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Rio 92) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Rio+20).

La Rio 92 consolidó el concepto de desarrollo sostenible como la promoción simultánea y equilibrada de la protección ambiental, de la inclusión social y del crecimiento económico. En esa conferencia, Brasil asumió una postura ambiciosa en los debates y tuvo un papel determinante en la aprobación de documentos clave, como la Agenda 21, la Declaración de Rio sobre el Ambiente y el Desarrollo, la Declaración de  Principios relativos a los Bosques y las Convenciones sobre Biodiversidad, sobre Cambio Climático y sobre Desertificación.

La Conferencia Rio + 20 contribuyó a definir la agenda del desarrollo sostenible para las próximas décadas. El objetivo de la Conferencia fue la renovación del compromiso político con el desarrollo sostenible a través de la evaluación del progreso y las lagunas en la implementación de las decisiones adoptadas por las principales cumbres sobre el tema y del tratamiento de temas nuevos y emergentes. La Conferencia tuvo como tema principal la discusión de la estructura institucional para el desarrollo sostenible y consolidó, de forma integrada e indisociable, las tres dimensiones del desarrollo sostenible: la económica, la social y la ambiental.

La Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en septiembre de 2015, representó el momento político internacional de mayor relevancia para el desarrollo sostenible desde la Rio + 20. La Cumbre, al margen de la 70ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptó el documento "Transformando Nuestro Mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible", que concluyó un proceso negociador lanzado en Rio de Janeiro para definir la estrategia global para el desarrollo sostenible en los próximos quince años, en áreas de importancia central para la humanidad y el planeta. Brasil participó activamente en el proceso negociador que llevó a la adopción de la nueva agenda, actuando decisivamente en la defensa del legado de la Rio + 20, que tiene como prioridad la erradicación de la pobreza y el hambre.

Fim do conteúdo da página